Fragilidad

Hoy la acidia inunda mi lecho…
delicado, como ese recién nacido…
que yace aún entre dos aguas…

Una debilidad que anega…
que me sumerge en los mares
de la duda y la merma…

Lábil me siento…
como las hojas de otoño…
en el bosque de la vida,
en la selva del amor…

Exánime,
como beduinos en el desierto de la existencia…
sin más oasis…ni palmeras…
sólo, sin esa tenue lluvia,
sin voz…

Episodios de fragilidad humana,
que son parte de la existencia,
que son acordes de esta, mi canción…