La verdad del silencio

Quizá algún día descubras…
el por qué de mi secreto…

Tal vez entre las mareas abruptas,
en medio de la tormenta abnegada,
sientas finalmente,
la necesidad de un recóndito desierto…

Dunas sombrías,
oasis de niebla,
túnicas salpicadas
de la arena de médanos despiertos…

Esta travesía está siendo larga,
triste, sedienta y amarga,
y aún te atreves a juzgar mi aserto…

Tú bien sabes,
en lo más hondo de tu corazón incierto,
cuál ha sido y cuál será,
la verdad de mi silencio.