Señuelos de fe

A veces creo que no me conozco…
que no puedo encadenar mis lágrimas
que no puedo correr tras tus sueños…

Quizá sea que no te merezco…
que esperaste mucho de mí…
que creíste en quién yo mismo no entiendo…

Tal vez todo ésto no sea más que un señuelo,
un río de aguas bravas,
un hastío,
uno de tus amargos silencios…

Probablemente ya ni me acuerdo…
de cuándo desperté feliz…
de cuándo vine a decirte que
sin tí en mi vida…estoy muerto…

A veces te siento…
te siento…aún en el viento…