Silencio y mar

Me acurruqué entre tus olas,
bajo la espuma y la sal de tu bravura…
envuelta por el viento del Sur,
arrullada por la arena de tu playa sin voz…

No teníamos más horizonte,
que tu atardecer constante,
no teníamos más Norte,
que tu vela y tu esplendor…

Curaste todas mis heridas,
respondiste a todas mis respuestas,
llenaste todos los vacíos,
que él ni siquiera intentó…

Eras y eres todo lo que anhelo,
silencio y mar,
eras todo lo que me dio vida y
sólo me supo amar…