Diario de escucha: El silencio de Dios

Dicen que estás silencioso,
que sigiloso deambulas
por las calles desiertas de esta ciudad…

Dicen que estás silente,
que cuan furtivo nos vigilas
en esta senda de incertidumbre y ansiedad…

Dicen que estás ausente,
que cauteloso nos susurras
para que escuchemos, qué hay de cierto
en toda esta absurda tempestad…

Dicen que estás en lo secreto,
y que en este misterio,
si te rezamos,
podremos descubrir los más tiernos corazones
pero también, la más cruda oscuridad…