Diario de escucha: Olas del ayer

Ya no bañarás mis playas
ni mi bahía, ni mi cala,
ni mi vida, ni mi futuro,
ni tan ni siquiera mi ayer…

Ya no colmarás mis mañanas,
ni mi desidia, ni mi llanto…
ni mi angustia, ni mi canto,
ni tan sólo mi querer…

No seré yo quién enjugará tus lágrimas,
ni creerá tus mentiras,
ni curará tu llagas,
ni alentará tu verdad,
ni tu “de nuevo…perder”…

No te borraré del camino,
pues aún cuan piedra,
serás parte de mi destino,
e incluso con dolor,
serás lección de la que aprender…