Te miré al corazón…

Te miré al corazón
e intentamos juntas recordar la fecha…
titubeaste juguetona…
pero a la  vez consciente…
de que aunque doliese…
se cumplía toda sospecha…

No te acordabas del mes…
ni del día…ni la cosecha…
pero ¿cómo invocarlo?
si no sabías ni que hoy
me habían clavado aquella flecha…

Es doloroso saber
que ni aún tu cuna
recuerda tu luna,
que ni aún tu sangre
te espera despierta…

Pero aún me consuela…
que siempre me llevarás contigo…
en ese corazón vivo…
en ese alma
nunca desierta…