Caminos de idolatría

¿Qué arrastran las olas,
que al golpear la playa y las rocas,
no quedan inmunes a sus estigmas…?

¿Cuánto impele este viento,
que curte los rostros inertes
de peregrinos sedientos,
en este desierto que es la vida…?

¿Por qué se derrite la nieve,
fundiendo corazones vacíos,
de manos con designios fríos,
que pueblan y amansan la hiel de la osadía?

¿Cómo cala esta lluvia,
que penetra en este alma taciturna…
defraudada por tus tibiezas sombrías?

De todo ello estamos hechos,
valientes soldados sin techos,
que no aman sino sus lechos…
en este maldito camino maltrecho…
de desengaños y herejías…