Y hoy ya nieva…

Y hoy ya nieva…

Porque las lágrimas ya no son rocío,
sino hielo y traición…
Porque ese temor al vacío
ha derretido al miedo y al dolor…

Porque el respeto a uno mismo,
ha vencido al desprecio…
Porque la niebla, exhausta,
ha derrotado al estupor…

Porque este frío ya no cala…
porque este granizo ya no amarra…
porque nada asombra este candor…

Y hoy ya nieva…
como la verdad velada…
sobre todos nuestros duelos,
sobre todos nuestros besos,
y siempre, con su mismo tenor…