Preguntas del corazón

Estuvieron en silencio,
observando cada uno de mis movimientos…
enjugando mis lágrimas…
abrazando mis miedos…

Parecían viejos ecos,
entre los pasillos del entuerto…
Palabras vanas,
barcas perdidas sin puerto…

Renunciando a sus derechos,
olvidando sus recelos…
Batiéndose entre el mar de las dudas,
calmando las olas del desierto…

Son ellas, las más bravas,
que aunque silenciadas…
son las preguntas del corazón…
y del futuro, tal vez no incierto…