No seré yo…

No seré yo quién te contestará…
Será el tiempo.
Con él vendrán las certeras respuestas…
Con él retornarán las tempestades de invierno…

No seré yo quién te contestará…
Será la vida y sus aciertos…
Que no coincidirán con nuestros tiempos…
Que no entiende de nuestros ancestros…

No seré yo quién te contestará…
Serán tus propios secretos…
Los que llevas en el fondo de tu alma…
Los que guardas en ese corazón sin trecho…

No seré yo quién te contestará…
Será tu desconcierto.
Que te susurrará a gritos.
Que no escondas más mentiras, ni más miedos, ni entuertos…

No, no seré yo quién te contestará…
Será tu futuro incierto…