Entre tú y Dios

Poco importa si en ti piensan…
si te olvidaron,
o no te añoran,
o si nunca estuviste en su corazón…

Qué más da si ahora eres nada,
cero o poco,
en ese miserable y triste rincón…

Ya no atañe,
si no te valoran,
o si nunca pudieron llegar a conocer,
lo que de verdad significa amor…

Que no te afecte,
que llueva o nieve,
si ya abriste el paraguas
del “ya me fui” mi centurión…

Ya nada duele,
ni cura ni muerde,
ya todo y sólo queda
entre tú y tu Dios.