Brisa

Eres frescura en mi camino,
ese aura de vida y rayo de corosol.

Eres céfiro en mi poniente,
ese vientecillo de savia y girasol.

Eres hálito en mi angustia,
ese soplo de júbilo y resol.

Eres relente en mis albillas,
ese rocío de anhelada flor.

Eres brisa aún en tus dunas,
eres mi guía oculta, mi parasol.

Nunca me abandones, mi bella brisa,
nunca olvides que eres mi sol.

(Dedicado a Bea, desde el corazón de Cris)