Corazones vacíos

Malos consejeros

en este camino de piedras,

en este valle de espinas…

Palabras que evocan

su más ardua vanidad,

sus complejos inequívocos…

Almas que conducen a otras,

a un encierro perenne,

a un dolor caduco…

Caminos oblicuos,

sendas perdidas…

soledades elegidas…

Y me pregunto…

Quién alimenta esas vidas?

Qué podrá llenar esos corazones vacíos?