Escuderos

No me miras a los ojos,
porque hay algo de mi bondad que te turba…

No agradeces mis cuidados
ni mi atención ni esmero…

¿Qué es lo quieres altanero?

Si mi amor y mi entrega
no son recibidos con anhelo,
¿por qué he de ser tu escudero?

Este mundo se acabaría
si te trato diferente,
pero si no eres, sino indolente,
¿cómo habré de continuar al frente?

Batallas vanas,
capitanes ausentes,
¿cómo continuar siendo valiente?