Nidos

Enséñanos tus alas,
bellas y cristalinas…
y déjanos ser tus campanillas…
donde apoyarte, donde cobijarte…

Déjanos ser tu arrullo…
tu pista de despegue,
tu senda de aterrizaje,
tu escudo, tu orgullo…

Muéstranos tus agallas,
tu coraje, tu arrojo,
ese brío con el que has nacido,
para este mundo de antojo…

Revela a esos sordos oídos,
tus poemas sin ruido,
tus lindos sonidos,
hasta quitarles el sentido…

Bella mariposa,
vuela y duerme,
y danos nido,
a estos humanos
que aún seguimos dormidos…